Cuando visite un centro, siempre:

  • Observe con detenimiento el ambiente y las personas.
  • Escuche lo que dicen los niños y los maestros.
  • Cuente la cantidad de niños en los grupos y la cantidad de adultos; mientras más pequeña sea la cantidad de niños por adultos, mejor será el servicio.
  • Pregunte acerca de la preparación de los adultos a cargo de los niños, el tipo de actividades que se llevan a cabo en el centro, la forma en que se relacionan con la familia y la comunidad, las políticas, normas y reglamentos.

Observar, escuchar, contar y preguntar le ayudarán a encontrar un centro de cuidado y desarrollo de alta calidad.

Recursos:

Le recomendamos estudiar el Proyecto ALCANZA para conocer más sobre las prácticas apropiadas. El mismo puede ser accedido libre de costo en la siguiente dirección: http://alcanza.uprrp.edu